Howard Keel (85) Actor


Howard Keel  (85) - Actor

A los ochenta y cinco años fallecía el domingo 7 de noviembre Howard Keel (1919-2004), uno de los pilares del musical de la MGM en los años cincuenta, y cuya imagen irá siempre ligada a esa maravillosa película que es Siete novias para siete hermanos (1952) de Stanley Donen. Alto, fornido, dotado de una espléndida voz de barítono en la línea del gran Nelson Eddy (incluso llegó a protagonizar la versión de 1952 del clásico Rose Marie de 1936 que habían hecho Eddy y Jeannette MacDonald), Howard Keel lució en varios musicales inolvidables de los años cincuenta. Después no pudo adaptarse a los cambios del cine de los sesenta y se vió relegado a la serie B o a papeles secundarios (le recordamos como el indio simpático de Asalto al carro blindado de Burt Kennedy, protagonizada en 1967 por John Wayne y Kirk Douglas). A partir de los setenta se refugió en la televisión, donde pudo renovar su popularidad con su intervención en Dallas. En 1996 se le pudo ver en un episodio de Walker, Texas Ranger, al lado de Chuck Norris, Clarence Gyliard y Sheree J. Wilson. Pero el recuerdo cinéfilo se basa en la mencionada Siete novias para siete hermanos y en otros títulos populares como Doris Day en el Oeste (por supuesto con Doris Day), Kismet de Vincent Minnelli o la espectacular Magnolia [Show Boat] (1951) de George Sydney, con Ava Gardner en el papel principal.

La inmortalidad de Howard Keel irá ligada a esa hilarante adaptación de El rapto de las Sabinas que es Siete novias para siete hermanos, una película con hermosas canciones ("Bless your beautiful hide", interpretada por Keel, o "Wonderful Day", a cargo de Jane Powell) y una serie de maravillosos números musicales. Sin embargo, el éxito espectacular de las siete novias y los siete hermanos no garantizó la brillante continuidad que presagiaba la carrera del actor. Magnolia no tuvo el éxito esperado, e igual sucedió con la nueva Rose Marie (dirigida por Mervin le Roy) o Kismet pese a la dirección del gran Minnelli y la rutilante presencia de Ann Blyth. El gran musical fue cerrando su ciclo sin que Keel tuviera tiempo de adquirir la mítica estatura de Gene Kelly o Fred Astaire.

En los años sesenta Howard Keel intervino en una curiosa película fantástica, hoy de culto, Day of the triffids (1962) de Steve Sakaly (sobre guión de Philip Yordan).

Altres obituaris