La actriz valenciana Lola Cardona ha fallecido en su domicilio de Madrid a causa de un cáncer que arrastraba desde hace tiempo. Cardona, de 69 años, colaboró como actriz de reparto en varias películas, entre ellas la del oscarizado director manchego Pedro Almodóvar, Átame, en 1989.

Su primera interpretación cinematográfica se remonta a 1961 bajo la dirección de Fernando Fernán Gómez en La venganza de Don Mendo, basada en la obra de Pedro Muñoz Seca. Después le siguieron La prima Angélica (1973) y Los ojos vendados (1978), ambas de Carlos Saura, El Sur, de Víctor Erice en 1983, y Gitano (2000) de Manuel Palacios y Valentín (2002) de Juan Luis Iborra.

Sin embargo, la actriz valenciana centró su carrera profesional en el mundo del teatro, ya que ha participado en más de 50 obras, entre ellas El tragaluz, La doble historia del Doctor Valmi, Diálogo Secreto, Caimán y Otelo.

La intérprete despuntó como primera actriz de la Compañía Nacional de Teatro después de su interpretación en El milagro de Anna Sullivan y tras esta obra siguieron otras como Hay que deshacer la casa, de Sebastián Junyent, Damas, el jueves, de Loleh Bellón, Bodas de sangre o El jardín de nuestra infancia.

Recientemente, en 2004, interpretó en el María Guerrero un papel en la obra Los verdes campos del Edén, un texto de Antonio Gala bajo la batuta de Antonio Mercero.

Además, Lola Cardona realizó también trabajos para la televisión. Entre ellos destaca su participación en Estadio 1 de TVE, Estudio abierto, Primera función o Yo, una mujer.

En septiembre de 2001 recibió el Premio de las Artes Escénicas de la Generalitat valenciana, así como un premio de reconocimiento a su trayectoria durante la XXV Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Su cuerpo recibirá sepultura el próximo miércoles, día 1, en el Cementerio de El Pardo a partir de las nueve y media de la mañana.

Su cuerpo reposará hasta entonces en la sala 14 del Tanatorio de la M-30, donde podrá ser velado a partir de las 08.00 horas de mañana por sus familiares, amigos y seres queridos, según informaron fuentes de la funeraria madrileña.