La Associació d´Artistes Visuals de Catalunya (AAVC) pidió ayer al Govern que retire el proyecto de ley de creación del Institut de la Creació Artística i el Pensament Contemporani (ICAC) porque “recortará” competencias del futuro Consell de la Cultura i les Arts. El presidente de la AAVC, Francesc Torres, es partidario de que el organismo se mantenga adscrito a la Entitat Autònoma de Difusió Artística y se disuelva una vez que se apruebe el Consell de les Arts. Torres señaló que el proyecto de ley “contradice del todo lo que habíamos hablado con la Conselleria de Cultura. Se nos dijo que era una medida transitoria necesaria para no dejar un vacío hasta que el Consell de les Arts empezara a funcionar”.

La asociación que reúne al 39% de los artistas visuales catalanes expuso sus reticiencias al informe Bricall. “Es un documento que, por una parte, tiene una gran precisión a la hora de fijar las incompatibilidades y el código deontológico, pero, por otra parte, es muy ambiguo al hablar de las atribuciones, de forma que su aplicación dependerá de si se hace una lectura abierta o restrictiva”. La AAVC defiende el acuerdo del Castell de Sant Boi (junio del 2004), en el que los agentes culturales pedían un Consell de les Arts con plenas capacidades ejecutivas. “No queremos la desaparición de la conselleria, pero un Consell de les Arts con capacidad ejecutiva lleva consigo un recorte de sus competencias”. La AAVC pide un Consell con competencias en el apoyo a la creación y a las industrias culturales (ICIC), la proyección exterior (Ramon Llull), la representación en consorcios y entidades (del MNAC a la Fundació Miró), el nombramiento de los directores de los equipamientos artísticos, la gestión del 1% cultural. y el impulso de grandes debates en la política cultural.

La Plataforma de la Cultura per un Consell de les Arts, de la que la AAVC forma parte, se constituyó en el 2003 integrada por 25 entidades representativas de más de 10.000 creadores y 356 empresas.