La I Feria de Artes Escénicas de Madrid inició ayer su andadura con la puesta en escena hasta el 20 de enero de un total de 11 espectáculos de teatro y danza en las salas de la Real Escuela Superior de Arte Dramático (Resad) y del Teatro Galileo, para «impulsar una programación estable e independiente».

Un total de 117 profesionales de las artes escénicas –entre programadores y distribuidores– participarán estos cuatro días en esta feria que organiza la Asociación de Empresas Productoras de Artes Escénicas (Artemad), con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Según explicó ayer el presidente de Artemad, Julio Salvatierra, el Ayuntamiento financia el 60 por ciento, la Comunidad de Madrid, el 20, y el Ministerio, el 10, y la feria quiere «fomentar las estructuras profesionales de distribución y programación de artes escénicas, libres del vaivén político administrativo y desempeñadas por técnicos formados específicamente para la gestión cultural».

La feria es una selección de espectáculos de teatro y danza, basada en criterios de calidad artística, que se ofrecen a programadores y gestores culturales venidos de todo el país, y al público en general, con entradas a nueve euros.

La selección de los espectáculos ha sido realizada por Cristina Ramírez y Raquel Molina, y participan siete compañías de Madrid y tres de Castilla-León, Valencia y País Vasco, tres de ellas de danza y ocho de teatro.

De los once montajes, dos son sobre textos clásicos, pero primando la autoría española contemporánea, sin límite de procedencia geográfica, aunque garantizando un mínimo de un 50 por ciento de compañías procedentes de Madrid.

Pasarán por Madrid las compañías Miguel Cuerdo Producciones, Metamorfosis Teatro, Ernesto Calvo Producciones, Teresa Nieto, Porpol, Factoría Tetaro, Compañía Rakatá, La Pavana, Peinete Producciones, Larumbe Danza y La Compañía de Belén Maya.