L’AADPC, Associació d’Actors i Directors Professionals de Catalunya, ens ha remès aqyuest Comunicat, de part de l’Associació ConARTE, Confederación de Artistas y Trabajadores del Espectáculo, amb seu a Madrid. Disculpeu, hem optat per no traduïr el Comunicat per evitar errors.

COMUNICAT
ConArte muestra su perplejidad y preocupación ante la inacción reconocida por parte de un Ministro de Cultura dispuesto a abandonar el sector cultural

ConArte, Confederación de Artistas de España, que aglutina un total de siete asociaciones sindicales de todo el territorio estatal, envía este comunicado para mostrar su perplejidad y profunda preocupación ante la evidente y manifiesta inacción del Ministerio de Cultura. Su titular, José Manuel Rodríguez Uribes, ofreció ayer su primera rueda de prensa desde la declaración del Estado de Alerta el pasado 14 de marzo para únicamente afirmar que su Departamento no ha tomado ni tomará en un futuro cercano ningún tipo de medida específica. La indolencia e irresponsabilidad mostrada por el ministro de Cultura y Deportes contrasta con la entrega y colaboración que ha mostrado un sector, el de las artes escénicas y musicales, que en las últimas semanas ha desarrollado un fructífero trabajo de colaboración y diálogo cuyo resultado es el documento conjunto firmado por más de treinta asociaciones de estos ámbitos culturales titulado 52 medidas extraordinarias para las artes escénicas y musicales.

En este documento, hecho público el pasado sábado y entregado al Ministerio de Cultura y Deportes este lunes, se especifica un amplio conjunto de propuestas urgentes para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 en el sector de la escena y la música, repartidas todas ellas en diferentes ámbitos concretos: contratación pública, medidas laborales y relacionadas con la seguridad social, materia impositiva, subvenciones públicas, financiación empresarial o fomento de la cultura. De este modo, se facilitaba una hoja de ruta al Gobierno para tratar de paliar las dificultades de un sector que se enfrenta a la suspensión en el estado de más de 30.000 funciones y conciertos solo entre los meses de marzo y mayo, lo cual se traducirá en pérdidas económicas de más de 130 millones de euros. A estas cifras es necesario sumarles la gran incertidumbre a medio plazo que recae sobre las artes vivas la llamada ‘desescalada’ del confinamiento. Tampoco se puede obviar la fragilidad del tejido empresarial ni la vulnerabilidad de la masa laboral de estos sectores, caracterizados por una fuerte estacionalidad, la intermitencia de la actividad o la escasa capacidad de ahorro que dificultan la resistencia ante eventualidades de fuerza mayor como las que estamos viviendo.

No obstante, el ministro asegura que no ha tomado ni tomará próximamente medidas específicas para el sector y dedicó su única rueda de prensa desde que se desató la crisis para evitar cualquier tipo de anuncio y prescindir la más mínima concreción. Así, Rodríguez Uribes se centró en remarcar evidencias que nadie en este sector discute como que “la prioridad es combatir con éxito esta pandemia”, que “esta crisis afecta también a cultura y deporte, pero no solo” o que “no es una crisis sectorial, no es una crisis de la cultura, el deporte, y el turismo”. Todas estas afirmaciones vagas y carentes del más mínimo compromiso trasladan un mensaje nada esperanzador para la ciudadanía que vive de la cultura, al tiempo que van en contra de una máxima repetida por nuestros representantes políticos: nadie quedará atrás. Sin embargo, si el ministro no rectifica en su escasa implicación frente a esta crisis desde ya y se queda reducido a un simple convidado de piedra en los consejos de ministros, no dejará únicamente atrás a su Ministerio y su responsabilidad institucional, sino a las miles de personas que trabajan con la cultura como su materia prima.

Dadas las circunstancias, a esta Confederación de asociaciones sindicales no le queda más remedio que pedir una rectificación inmediata del ministro para que asuma sus responsabilidades. De lo contrario, quedará meridianamente claro que no puede continuar como interlocutor válido para un sector que, pese a ser de los primeros en cerrar y que será de los últimos en reabrir, no ha parado de trabajar y dialogar por su futuro.

#Artistasdeapie